ALUMNOS SECUNDARIOS CREAN UNOS ANTEOJOS PARA CIEGOS

Habitualmente, el bastón blanco o verde que utilizan las personas no videntes o con disminución visual se utiliza para detectar objetos y desniveles que se encuentran en el camino. Sin embargo, muchas veces existen en la calle, toldos, macetas colgantes, carteles y otros elementos que están en altura y que un bastón no puede detectar.

Pensando en este riesgo que corren las personas ciegas de chocarse con algún objeto en altura, el profesor Carlos Bulaitis junto a sus alumnos de la Escuela Técnica n°1 de Las Flores, provincia de Buenos Aires, crearon un dispositivo para personas no videntes que sirve para que puedan estar atentos a lo que se encuentra de la cintura para arriba a una distancia de alrededor de un metro.

“Los lentes fueron creados para brindar ayuda a personas ciegas o con disminución visual”, explicó a MI Club Tecnológico el profesor Carlos Bulaitis, que además es Analista en Computación y Técnico Electromecánico. “Mediante una pequeña vibración alerta sobre las cosas que rodean a la persona, ya sea una pared, un cartel, etc. Es muy útil su uso en la vía pública, donde se representan muchos obstáculos para los transeúntes y, aún más, para las personas no videntes o con disminución visual”.

Bulaitis contó que este proyecto surgió a raíz de un trabajo escolar, en conjunto con la Asociación Florense Miradas en Relieve, y a partir de una investigación por internet se pudieron dar cuenta de que en el país no existía este tipo de elementos.

“En una charla que brindó Miradas en Relieve en la escuela sobre braille, le mostramos nuestro proyecto, el cual estaba en un protoboard, con cables por todos lados”, recordó el profesor. “Les encantó la propuesta y la presidenta de la asociación, María Sol Campos, se ofreció para hacer todas las pruebas, con la que fuimos corrigiendo algunos errores y mejorando el proyecto”.

A diferencia de un dispositivo mexicano que emite un sonido con un único sensor incorporado en la parte delantera del lente, Bulatis y sus alumnos decidieron adosarle a estos anteojos dos sensores en la parte frontal y vibración independiente.

El docente explicó cómo es su funcionamiento: “Trabajan con un principio de murciélagos, mediante ultrasonido se calcula la distancia y reaccionan, por medio de un micro-controlador con motores excéntricos. El nivel de vibración será de acuerdo a la distancia, con cambios cada 20 centímetros, hasta un máximo de 2 metros”.

En el proyecto –que comenzó en abril del 2013- se crearon dos prototipos, uno con los sensores montados en la parte superior y otro con los sensores delante de los cristales. Los mismos fueron exhibidos en el concurso INNOVAR 2013 y en la exposición Rural 2013 de Las Flores.

Actualmente, el dispositivo se comercializa pero, lamentablemente, no reciben ayuda de ningún tipo, salvó de la Asociación que participa junto con ellos y que es la más interesada en que esto se difunda. “La elaboración es artesanal y a pedido” con todo lo que ello implica, recalcó Bulatis.

Para terminar, el docente resaltó el gran aporte que este invento hace a la comunidad: “Es un dispositivo de bajo costo, que complementa al bastón, lo que le permite desplazarse a la persona ciega con más seguridad. Si bien no es la solución a la ceguera, es un paliativo para el momento en el que estamos viviendo”.

Una respuesta a “ALUMNOS SECUNDARIOS CREAN UNOS ANTEOJOS PARA CIEGOS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *